domingo, 14 de octubre de 2012

islas de midway

La gran mancha de basura del pacífico en las Islas Midway

 

Reseña tomada de Discoveryblog e imágen de Chris Jordan. Hace algunos años, el trabajo del fotógrafo estadounidense Chris Jordan dió la vuelta al mundo exponiendo estadísticas terroríficas de consumo en forma de imágenes: un aparente cuadro del pintor impresionista Seurat estaba en realidad 'pintado' con 106 mil latas de aluminio, el número utilizado en Estados Unidos cada 30 segundos. En muy pocos meses veremos un documental completo titulado; Midway, una historia de amor desde el pacífico del cual pueden encontrar en la parte inferior su trailer.

 

Más tarde, el artista llevó su atención a las Islas Midway: un archipiélago ubicado al norte del Océano Pacífico entre Hawaii y Tokio, que por su ubicación cercana a la gran mancha de basura del pacífico sufre la contaminación de nuestra cultura descartable como ningún otro lugar en el mundo.  

 Midway: conoce la isla basura

Midway es el nombre de un archipiélago perdido en el medio del océano Pacífico a miles y miles de kilómetros de la civilización. También es el lar del magnífico albatros, una ave enorme que se alimenta de pequeños organismos que viven en el mar. Muy cerca de Midway se mueve la isla basura.

 


En el imaginario de todos la isla basura es una montaña de plástico que vaga por en océano, de hecho, unos cuantos la habrán buscado usando Google Earth (yo al menos lo hice) y con cierto desconcierto no han dado con ella. Esto ocurre porque esa masa de basura se va despedazando en miles de trocitos, algunos tan pequeños que se confunden con el plancton, y pierde la capacidad de flotar, de manera que la isla es como Atlántida: está sumergida en el mar. Pero, tristemente, a diferencia de Atlántida no es una leyenda, es realidad, una realidad terrible.

Contaminación por plásticos en mares, océanos y ríos

La acumulación de residuos plásticos en los océanos ocasiona la mortalidad de diversas especies marinas cuando son ingeridos al confundirlos con alimento.

La producción de plástico aumentó de 116 millones de toneladas en el año 1992 a 265 millones de toneladas en el 2010 según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Entre los desechos marinos se encuentra que casi la mitad consiste en plástico de un solo uso, utilizado para el empaquetado de productos de consumo. Alrededor del 80 % de la basura flotante es arrastrada desde tierra y el 20 % restante proviene de las embarcaciones marítimas. Las regiones del Pacífico Sudeste, Pacífico Norte, Mar de Asia Oriental y Caribe son las más afectadas.

La sopa tóxica del Pacífico

La isla de basura surge a través de la concentración de inmensas cantidades de desechos; principalmente de botellas, cepillos de dientes, jeringas, tapones, bolsas, cuerdas, envases de alimentos, cubiertos y neumáticos. Residuos que se van concentrando en una zona determinada a través de enormes remolinos en el mar abierto, vientos, corrientes marinas y mareas.

El 13 de agosto de 1997 el oceanógrafo y marino californiano Charles Moore participó en una competición marítima llamada Transpacific o Transpac. A bordo del buque de investigación oceanográfica Alguita, desde Hawái a Los Ángeles, California en Estados Unidos; el capitán Moore se desvió de la ruta habitual y regresó por el Vórtice del Pacífico Norte. Entonces vio un océano que no había conocido, relata que estaba en medio del mar y no había nada que pudiera hacer para evitar navegar entre la basura. El investigador mencionó que era una especie de sopa con desechos que iban desde pequeños fragmentos de plástico hasta televisiones y frigoríficos que giraban con la corriente oceánica y que la circulación natural del agua o Remolino del Pacífico Norte acumulaba. Ubicada esta sopa tóxica en aguas internacionales, en el noreste del Pacífico, en las coordenadas 135° a 155°O y 35° a 42°N, entre Hawái y California, está formada por unos 100 millones de toneladas de basura y compuesta en un 80 % por residuos plásticos. Aunque el tamaño real se desconoce, los expertos consideran que puede abarcar una superficie de 700.000 a más de 15 millones kilómetros cuadrados.



Las mancha de basura sigue girando y girando impulsada por las corriente. Cada minuto, más desechos plásticos se unen a la danza de lenta descomposición hasta convertirse en partículas lo suficientemente pequeñas como para ser comidas por los peces o para alcanzar y contaminar las playas paradisiacas de los archipiélagos cercanos. Es la vergonzante mancha de basura del Océano Pacífico.

El modo en que se ha informado de la existencia de este inmenso vertedero ha hecho que lo imaginemos como una isla de basura plástica tan densa que casi se podría andar sobre ella. Pero es una imagen errónea. Es más similar a una ‘sopa de plástico’, según la define el doctor Makus Eriksen, director de la Algalita Marine Research Foundation. Este contaminante caldo ocupa una extensión el triple de grande que España, alrededor de un millón cuatrocientos mil kilómetros cuadrados.

Charles Moore, el oceanógrafo que descubrió la mancha en 1997 y la convirtió en objeto de estudio desde entonces, calcula que hay alrededor de 100 millones de toneladas de plástico circulando por el Pacífico Norte, lo que supone el 2,5% de todo el plástico fabricado en el mundo desde 1950. El modo en que este plástico descomponiéndose lentamente en partículas más y más pequeñas es en su mayoría translucido es la razón de que no pueda ser fotografiado por los satélites y nos falte esa imagen-impacto que espabile conciencias aletargadas. Esta foto ha sido usada habitualmente para ilustrar cómo es la mancha, pero en realidad se trata de fitoplancton. La sopa gigante de plástico sólo puede ser vista desde los barcos.



 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada